Iriología - Un Universo dentro de nuestro iris

IRIOLOGIA PSICOSOMÁTICA de Liliana Gimenez Haas

La Iriología Psicosomática es una ciencia milenaria y un método holístico de pre-diagnóstico clínico demostrado científicamente, y que se realiza a través de la lectura del iris, el cual refleja el estado de salud psicofísica de una persona. Es utilizada sobre todo en Homeopatía y Naturopatía, terapias alternativas y complementarias. Es importante aclarar que la Iriología  no realiza diagnósticos de enfermedades alopáticas específicas, sino que entrega información relacionada con la tendencia de evolución y el estado de los diferentes tejidos del organismo.

Su descubrimiento en el mundo occidental data de fines del siglo 19, cuando un médico húngaro, Ignatz Von Peczely (1.826 - 1911), encontró una lechuza con una patita quebrada y notó que en el ojo correspondiente a la parte del cuerpo afectada, había una mancha. Una vez que la lechuza se curó, la mancha desapareció de su iris. Dicho médico, tuvo el gran mérito de publicar la primera carta iriológica en el año 1886, en la revista Homeopatische Monatsblatter. A partir de allí se inicia una minuciosa observación física y la comprobación científica. Fue en la década de 1950, donde el doctor Bernard Jensen realizó un diagrama detallado del iris de ambos ojos, en el que señalaba la parte exacta del cuerpo con que estaba relacionada cada zona del iris. Es lo que se llama la moderna Iriología.

Sin embargo, la Iriología tiene sus raíces en las antiguas civilizaciones, como la de los caldeos (que se basaban en principios astrológicos más antiguos), la egipcia y la hebraica, y está citada varias veces en el Viejo Testamento (Curiosamente en el Nuevo Testamento se cita un párrafo de Cristo que dice a Lucas "el ojo es el faro de tu cuerpo, si tu ojo está sano (puro), tu cuerpo entero es luz; pero si está enfermo, tu cuerpo se halla en la oscuridad… Cuando tu cuerpo entero contiene luz (está puro), y ninguna parte de él está en la oscuridad, todo en él es claro, como cuando la luz con su resplandor te ilumina" (Lucas,11, 34-36). Y en la Edad Media apareció la obra de Phyllippus Meyers titulada "Quiromancia Médica", en la que se cita este método. Chinos y japoneses ya conocían algunos campos y sectores del iris. Actualmente la Iriología se ha expandido por casi todo el planeta, sobre todo en los países más desarrollados. En terminología actual se puede considerar el iris como un mapa biológico que une el componente psicológico y el anátomo-fisiológico. Se ha dicho también que el ojo es "el espejo del alma", porque rebela los diferentes estados mentales y físicos del cuerpo.

El iris está relacionado directamente con las estructuras superiores del cerebro, a través de las que se puede transmitir información sobre el estado de los diferentes órganos corporales. Existen pruebas razonables que apoyan las hipótesis de la Iriología. En primer lugar, está la vertiente embriológica. La Embriología Humana es la ciencia que estudia el desarrollo de los embriones humanos, desde su concepción hasta el nacimiento. Esta ciencia nos aporta importantes datos sobre los tejidos primigenios, esto es, sobre el origen primario de los diferentes órganos corporales. A este respecto, y sin extendernos demasiado, se puede decir que el iris humano procede de una capa embriológica (de un núcleo primario de células), que también ha formado a nivel nervioso estructuras centrales del cerebro medio como el tálamo óptico, con el que tiene importantes conexiones nerviosas.

El cuerpo humano en todas sus partes lleva delicados filamentos nerviosos, los cuales por distintas redes, vienen a conectarse con el cerebro. Estos mismos filamentos nerviosos se conectan con el iris. Con esto se entiende que todo lo que ocurre en aquellas zonas, tanto sea en forma de afección o dolor, se refleja en el iris.

La Iriología es la ciencia que determina etapas agudas, subagudas, crónicas y destructivas en los órganos enfermos, mediante el examen de las áreas correspondientes que existen en el iris, en el cual se pueden observar los depósitos de drogas, las debilidades inherentes y los hábitos de vida de un paciente. Así como permite individualizar un proceso patológico en acto, se puede observar también la predisposición genética y adquirida a ciertas enfermedades, a nivel físico, psíquico y caracterológico. Esto significa que estamos en el terreno de la prevención.

El iris puede ser parangonado a un mapa topográfico biológico donde están señalados todos nuestros órganos y sistemas, no hay sitio del cuerpo, glándula, víscera que no se vea reflejado allí. Y donde también está escrita toda nuestra vida, nuestros traumas, la historia de nuestros afectos, la relación con nuestros padres y nuestros antepasados paternos y maternos.

"Leyendo” los códigos impresos en el iris se puede determinar la constitución y resistencia del organismo, la debilidad o fortaleza congénita, las partes con más predisposición a la disfunción, las alteraciones que hay en el organismo, así como el origen de los diferentes síntomas que formen el cuadro patológico.

Es la estructura del tejido del iris la que nos habla de la vitalidad y de la resistencia del organismo hacia las agresiones externas. Màs espesa es la trama, más inmunes resultamos. La lectura de la forma de la pupila, de las manchas, color, tejido, líneas, sombras, relieves, ondas, lagunas, puentes, y la observación de las modificaciones del iris nos permiten observar el estado de salud psicofísico de una persona. Y de este modo, a través de ciertos signos, descubrir desde una simple inflamación hasta identificar el cúmulo de toxinas en el organismo, las alteraciones orgánicas, metabólicas, nutricionales y nerviosas, la sangre poco oxigenada, el cúmulo de medicinales, el exceso de acidez en el PH de la sangre debido a una alimentación equivocada, un drenaje linfático escaso, nervios desnutridos, estrés, depresión, parásitos intestinales, como la peligrosa candida albicans, etc.

Por ejemplo, en el iris de un paciente al que le diagnosticaron un colon irritable, encontraremos anillos de contracción que reflejan las contracciones del colon, y una cierta deformación de la pupila que se presentara’ un poco oval y aplastada. Las manchas están relacionadas con las intoxicaciones, si son marrones, el problema es del hígado, si beige, del páncreas, si amarillas, de los riñones, si blancas, es porque existe una propensión a las inflamaciones.

A nivel psíquico nos cuenta acerca del contraste que puede haber entre consciente e inconsciente, de las interferencias del ambiente sobre el carácter primigenio. Podemos analizar también qué tipo de actitud la persona tiene con respecto a los cambios, si sigue su propia índole o si en cambio se deja condicionar por los factores externos.

Por ejemplo, si la pupila es pequeña, mediana o más o menos grande, sabremos si estamos ante una personalidad materialista, altruista, egocéntrica o disponible. La corona que rodea a la pupila nos dará informaciones acerca del terreno psicoemotivo: es estrecha en las personas reservadas, ancha en las sentimentales, irregular en las personas emotivas.
Si las fibras del tejido se ven tensas, significa que la persona tiende a conservar los resultados obtenidos, el orden, y a ponerse reglas. Si aparecen onduladas, la persona será tendencialmente inestable, siempre ocupada en buscar cosas nuevas, contención. 

Pueden ver las fotografías comparativas de los iris de una misma familia para observar cómo se heredan las condiciones del iris entre padres e hijos esto demuestra que pueden detectarse enfermedades o condiciones físicas hereditarias a través del estudio del iris.

Una vez armado el cuadro psicosomático, encuadrado el paciente desde un punto de vista constitucional, psicológico y caracterológico, completaré la historia clínica con el interrogatorio holístico, y asì podré elegir el tratamiento naturopático personalizado que aplicaré para llevarlo a recuperar su estado de bienestar psicofísico. Y lo haré estimulando su sistema inmunitario y su asertividad con productos y técnicas naturales, a través de la medicina vibracional, las flores de Bach y/o californianas, la fitoterapia (hierbas medicinales), los cristales, los colores, las técnicas de relajamiento, las visualizaciones y las reprogramaciones guiadas, etc.

Le ganaremos tiempo al estrés, al insomnio, a la ansiedad, a los ataques de pánico, al agotamiento físico y mental, a la depresión y la melancolía, a la falta de vitalidad, a los trastornos alimenticios, a la falta de concentración, a los traumas no resueltos. Y hasta podremos tomar la importante decisión de dejar de fumar en modo eficaz y natural, dando un importante cambio a nuestra vida.

No se debe confundir la Iriología con el examen del fondo del ojo, que es de materia oftalmológica y sirve para determinar disfunciones de la retina. Para leer el iris se usa una lupa luminosa que permite ver su tejido hasta 70 veces más grande. El examen dura algunos minutos y es inocuo. Cuando encuentro una situación compleja y necesito leer más detenidamente, uso una máquina fotográfica especial que luego me permite ver el iris en la computadora agrandado más de 200 veces, para poder llegar a los mínimos detalles, sin someter al paciente a un largo examen.

Para terminar, cito una frase del gran médico Hipócrates, padre de la Medicina, que ya en el siglo 4° antes de Cristo afirmaba: “Consideren el ojo, con cual arte está construido, y con cuanta admirable sutileza el cuerpo ha impreso la propia anatomía en su imagen”.


Veamos como modo de ejemplo 4 tipos de iris con sus respectivas características

FLOR

Sentimental, emocional, comunicación visual. Aprendizaje auditivo. Postura y gestos animados y espontáneos. Imprinting de visión social. Modo de vivir la vida en segunda persona (TU). Dirección circular. Sentimiento de paz.

GEMA

Pensamiento analítico y comunicación verbal. Aprendizaje visual. Postura y gestos controlados y angulosos. Imprinting de leader. Observación y análisis de los detalles. Modo de vivir in primera persona (YO). Dirección hacia adelante. Conocimiento linear.

AGITADOR

Movimiento incesante y comunicación gestual. Aprendizaje kinestésico a través de las sensaciones del cuerpo. Postura y gestos dinámicos. Imprinting de leader y de originalidad. Modo de vivir en tercera persona del plural (ellos). Dirección hacia afuera y arriba. Vitalidad y celebración.

CORRIENTE O FLUJO

Intuitivo y amable, comunica a través de la postura del cuerpo. Aprendizaje a través de la acción. Postura y gestos sutiles. Imprinting de apoyo y de ayuda. Modo de vivir en primera persona del plural (NOSOTROS). Dirección hacia abajo. Conexión y quietud.

 

Liliana Gimenez Haas (clicar para ver su trayectoria)
Naturòpata, Iriòloga, Floriterapeuta, Fisioterapeuta.

Mobile: 3548 (15)
506366 -
gimenez@libero.it

 

 

 

Volver