Cursos de Flores de Bach en La Falda

Primero, Segundo y Tercer nivel Certificados

Una hermosa profesión humanitaria cada vez más requerida

Primer nivel: 13 y 14 abril 2019 (si no pudiste participar, y quieres unirte al Curso de Segundo Nivel, puedo darte una clase individual dividida en dos tardes, para que no tengas que esperar al año que viene).

Testimonios del Curso Primer nivel, Abril 2019


INFORMACIONES GENERALES

Inscripciones siempre abiertas. Cupos limitados.

Para inscribirse, debe enviar un e-mail a gimenez@libero.it o un whatsapp al n. 3548-616090, manifestando la voluntad de participar, y enviando copia o foto del D.N.I.

Método europeo de aprendizaje veloz, con la docente ítalo-argentina LILIANA GIMENEZ HAAS: www.iriologia.com/cv2.htm

Fecha del segundo nivel: sábado 3 y domingo 4 de agosto (inscripciones abiertas, cupos limitados). A este nivel pueden participar quienes no hayan seguido nuestro Curso de Primer nivel, pero ya conozcan el repertorio de las 38 Flores de Bach. Previamente, deberán rendir un pequeño examen para ver si todos los alumnos poseen los mismos conocimientos de nuestros alumnos.

Cada nivel se desarrolla en 2 encuentros (sábado y domingo)

       Horarios:

  • desde las 11:00 hasta las 14:00 horas

  • pausa almuerzo (una hora)

  • desde las 15:00 hasta las 19:00 horas

La sede está en Pasaje Montevideo 23, entras por Bahía Blanca (entre 25 de mayo y 9 de julio, en la esquina hay un terreno sin edificar, donde puedes estacionar si vienes en auto)

Se ruega puntualidad. Traer cuaderno y birome.

PRECIO: 2.300$ por cada nivel. Comprende valioso material de estudio y diploma.

PROGRAMAS DE CADA NIVEL (clica para conocerlos)

Como mi alumno/a, y si lo deseas, existe la posibilidad de obtener un importante diploma avalado y certificado por el "Instituto Argentino de Flores de Bach", con número de Registro en el Instituto Hahnemanniano Internacional de Alemania filial Buenos Aires.

 

 

Conduce: Liliana Giménez Haas

Conoce su trayectoria

Liliana Gimenez Haas es, desde el 2011, Miembro Didáctico Certificado del "Instituto Hahnemanniano Internacional Filial Buenos Aires", y del "Registro Internacional de Facilitadores del Bienestar Certificados". Referente de la provincia de Córdoba.

Los invito a participar a mi grupo Facebook, para disfrutar de un encuentro entre personas afines que aman intercambiar informaciones y experiencias, y consultarse acerca del uso de las esencias floreales del Dr. Bach.

También están invitados a frecuentar mi página "LA FALDA, MEDICINA ALTERNATIVA"

www.floriterapia.com/testimonianze_allievi.htm (testimonios de mis alumnos italianos)


Edward Bach puede ser definido como el pionero de la moderna Medicina Preventiva. Su método de cura, a base de esencias floreales (floriterapia), representa un instrumento simple y eficaz que puede levitar que una enfermedad pueda manifestarse a nivel orgánico. El deseo del Dr. Bach era que sus flores curativas estuvieran presentes en todos los hogares, ya que pensaba que cada persona era capaz de curarse a sí misma (autocuración) en los estados agudos de crisis espiritual.

Las Flores de Bach no tienen contraindicaciones y no producen efectos colaterales, son vendidas libremente en la farmacia o en la herboristería. Los estados descriptos por Edward Bach se refieren a las debilidades comunes del carácter y del comportamiento humano y no a síntomas de patologías psicológicas. Es por ello que para usar en manera eficaz las Flores de Bach no es necesario tener una formación académica a nivel médico o psicológico. Lo verdaderamente importante es estar dotados de equilibrio, madurez, y profunda sensibilidad empática. La empatía nos permitirá ver claramente las problemáticas del interlocutor pero sin proyectar las propias sobre él, sin "encandilarse" ni distorsionar las palabras y las situaciones que él nos relata con el filtro de nuestras necesidades, deseos y angustias removidas.

A través de nuestros Cursos de Primer, Segundo y Tercer nivel, tendrán la oportunidad de aprender a usar correcta y eficazmente los remedios floreales, con el objetivo de mejorar la calidad de la vida y poder gozar de una buena salud psicofísica, volviéndose más desenvueltos, vitales, serenos, seguros y alegres. Aprenderemos a reconocer y a definir más claramente nuestros estados de ánimo negativos (y los de nuestros seres queridos y pacientes), para transformarlos naturalmente en positivo. La mejor garantía para un estado psicofísico saludable.

Pensamiento y autocuración

Hoy más que nunca, vivimos demasiado velozmente y nos dejamos avasallar por responsabilidades excesivas que nosotros mismos hemos querido asumir. Es la vida misma la que nos lo requiere: los valores, la ética, el sentido común de entender el bien y el mal, hacen que quedemos prisioneros de algunos comportamientos demasiados controlados, no aptos para el individuo, sino establecidos en base a la moral y a los valores sociales, fuentes de estrés y sufrimiento.

No estamos acostumbrados a descargar hacia el externo nuestras preocupaciones, sino a esconderlas inclusive a nosotros mismos. Y de este modo se acumulan y somatizan, generando numerosos disturbios, inclusive algunos que pueden ser muy perniciosos.

De este modo nuestros pensamientos inconscientes se vuelven la fuente misma de nuestro malestar, ya que quien es insatisfecho no consigue amarse ni aceptarse, y entonces tiende a cometer una serie de comportamientos correctivos, que sin embargo se revelan dañinos para el cuerpo y la mente.

Por ejemplo, el sentimiento de soledad, los enojos los sufrimientos amorosos, las frustraciones laborales o familiares, los problemas económicos, no nos gratifican, y entonces sucede que nos escondemos detrás de las apariencias, sin darnos cuenta que tal comportamiento substitutivo no nos compensa verdaderamente, es más, termina por volverse perjudicial. La necesidad de aparecer bellos, vencedores, y todo lo que creemos que nos sirva para ser amados por los demás, nos inducen a desórdenes comportamentales, que se vuelven un bumerang que se nos vuelve en contra.

Como primera cosa, entonces, es necesario cambiar los parámetros de las propias evaluaciones sociales, poniéndolas en progresión, según un orden armonizado con el propio plano psicológico y físico... porque seguir persiguiendo resultados imposibles, materiales o emocionales crea otras descompensaciones.

De ahora en más, reconsideremos nuestras prioridades, démosle un orden mas afín con nuestro modo de entender el bien y el mal, y descubriremos que comportándonos así ya estaremos mejor.

Tal vez ello no contará con la aprobación de los demás, lo que no significa que nos estemos comportando mal, sino que tenemos derecho a ser los jueces de nosotros mismos, y aprenderemos que que para ser amados, hay que aprender a amarse.

Volver